Culto a la muerte


Hoy queridos lectores, os ofrecemos un artículo de opinión del periodista César Hildebrandt. Lo compartimos con vosotros porque creemos que es de interés nacional.

Xavi & Míriam

 

Culto a la muerte

Por César Hildebrandt.

Vamos camino a Texas. La gente celebra que a los delincuentes los maten de modo preventivo, en la calle y con pistola de uso personal. Es decir, estamos hablando de la privatización de la pena de muerte, la modificación ciudadana y, a pólvora limpia, de la Constitución. Nos faltan John Wayne y Charlton Heston, pero tenemos al coronel PNP ( r ) Elidio Espinosa Quispe, celebrado en Trujillo como un héroe a pesar de que con él proliferan botadores de cadáveres y que durante su gestión de sheriff pata al suelo hubo varios tibios que salieron fríos de las comisarías y otros tantos perforados de dudosa procedencia.

Pero mi país es así: ama la muerte, Somos mexicanos en eso y deberíamos tener nuestro propio José Guadalupe, ese genio mortuorio. Nosotros hacemos calaveras pero no las pintamos y eso es una grave omisión.

Así que en vez de pedirle al Estado que limpie a la podrida policía que nos amenaza, los oyentes de las radios están dispuestos a que la seguridad de las ciudades esté en manos de paisanos de buenos reflejos y puntería adiestrada. En el Perú, cada cierto tiempo, la barbarie da un golpe al Estado y se apodera del discurso popular.

De allí viene la idea de que estuvo bien matar a los sobrevivientes del MRTA que tomaron la embajada japonesa, que fue bueno para el país lo que García o Fujimori permitieron hacer en las aldeas del horror y las fosas comunes. De allí la idea de que la democracia es un obstáculo, el Congreso un detalle, la paz sólo una opción. Y el cholerío, una deuda que no hay por qué pagar.

Tenemos dentro de nosotros a un virrey pugnando por salir y un inca matachancas nos habla desde la sangre que nos recorre. Por eso el peruano se complace en le autoritarismo. Venimos de teocracias brutales, conquistas genocidas, virreinatos que usaban el garrote vil. Eso es lo nuestro.

Y lo más curioso es que esa vocación por el atajo extralegal y la sangre (ajena) derramada viene junto a nuestro cantito agudo, nuestros diminutivos, la levedad de nuestros pareceres. Hay una hipocresía nacional que merecería una patente. Basta ver a Mónica Delta negándole a representante del Movadef el derecho a hablar para entender que en el Perú la democracia es una palabra y la amnesia una solución. ¿Mónica Delta encarnando los valores de la libertad? Es para llorar de risa.

Festejar la pena de muerte en manos privadas, no ayuda a derrotar a la delincuencia: incrementará su virulencia. Habrá forajidos que ahora preferían robarles a los cadáveres.

Y tendremos el país turbulento que siempre hemos querido y creo que nos merecemos: el país en el que la mentira es fundamento de la política y donde la mayor parte de las buenas reputaciones vienen del mito y la falsedad genérica.

La violencia mayor no está en las calles. Eso es lo que nos quieren hacer creer los dueños de la gran prensa y de toda la televisión. La verdadera violencia está en la desigualdad creciente y las promesas electorales que se tiraron a la basura. La defensa propia esgrimida por Cajamarca, por ejemplo, debería ser calificada con los mismos parámetros por quienes alientan que la justicia callejera se lleve a cabo sin intervención de jueces ni fiscales.

El gobierno de Humala sostiene que le pragmatismo lo dirige. Eso significa que va a la deriva. Porque apelar al pragmatismo es el modo sibilino de decir que los principios se han abandonado. Tener éxito repitiendo lo que hicieron los antecesores, a quienes se censuró tan lúcida como severamente cuando había que distanciarse de ellos por cálculo electoral, es violencia en estado químicamente puro.

Y ahora vienen los tiroteos que se celebran y los asesinatos profilácticos. Volvemos a ser país de turbas.

¿A quién votamos?


Llegados a los cinco meses de legislatura observamos que nos vamos apartando como país de nuestro primer gobernante mientras que los partidos y gentes partidarias de la continuidad establecida como sumisos colonizados dan muestras de satisfacción por las determinaciones adoptadas tanto como establecer estados de excepción o de pre-guerra contra parte del mismo pueblo que eligió a un Presidente ilusionados por cambiar de una vez por todas con este pasado y presente que como dijimos tan… ya ni palabras salen más bien expresiones como lameculos a los intereses del gran capital.

Sin defender ni estar en contra de cualquier política salvo los intereses de nuestro país que es lo único que nos hace  escribir estas líneas con nuestras expresiones observamos con curiosidad la última cumbre (Cumbre constitutiva de la Comunidad de Estados de América Latina y el Caribe – CELAC realizada en diciembre último) con la participación de 35 países (que no son pocos) sin que hayamos participado con las excusas de problemas internos cuando la realidad éstos solo se han producido por la voracidad e intereses de los países”externos”.

 

Por otra parte, nos damos cuenta que en Europa ya se hacen  campañas a favor de nuestros pueblos y tribus nativas por todas las televisiones pareciendo que aquí estén vetadas estas noticias sobre los desmanes que están infringiendo las mineras en lo que es ya no nuestro patrimonio sino el de toda la humanidad con los dichosos monstruosos proyectos mineros que con tanto afán se apoyan para beneficio como siempre de unos pocos.

La pregunta de verdad que nos hacemos es tan simple como complicada la respuesta para encontrar a alguien que de verdad quiera a nuestro País o nos hemos convertido en bichos raros y mejor callarnos perdiendo hasta el derecho a opinar para dejarlo postergado a las corrientes, abusos y deseos de desaprensivos que a buen seguro en sus países no permitirían esos desmanes.

Xavi & Míriam

Proyectos mineros y escándalos financieros


En casi todos los canales de tv de España están ofreciendo y comentando la insensatez de lo que está sucediendo en Perú a raíz de los proyectos mineros a costa del medioambiente así como el destrozo que éstos producen a los nativos en su poblados (que así se les puede llamar), pues ni conexiones apenas tienen.

No comprendemos como peruanos podemos tolerar la insistencia e imposición de todas esas políticas de multinacionales para hacerse con un país al igual que se hizo en el continente africano salvo que no sea por el ignominioso pago a los atlátares de estas empresas que llegan a disponer de celebridades, que si no lo son los crean, machacando falsas publicidades e importancias de cargos e historiales cuando tan sólo nos llevarán a la ruina a medio plazo y al fracaso como país a largo plazo.

En verdad necesitamos que nuestro gobierno empiece de una vez por todas a defendernos al igual como están haciendo ya la mayoría de países de nuestro continente ante la depravante orgía que se llevan estos desalmados esquilmando los bienes patrimoniales de bienes enteros no renovables bajo la sumision de los pueblos.

Xavi & Míriam

Cumbre Iberoamericana en Paraguay


Esta cumbre celebrada hace pocos días con tanto bombo y platillo en Paraguay convocada y financiada por España, con una participación sólo del 50% de los países hispanos así como la representación del FMI Fondo Monetario Internacional ha demostrado ser vergüenza de la excolonización por parte de España, así como el dominio y sumisión de los países por parte del FMI.

Sorprendió gratamente el poco interés que hubo en nuestro País así como la publicidad dada, pero sí lo inteligente de nuestra representación por parte de la Presidencia que supo esquivar con un discurso acorde y al propio tiempo conocer la singularidad de unos actos organizados por un país al que se ha puesto en el primer lugar en porcentaje de paro (desempleo) y crisis económica malversando sus pocos recursos que no dudamos actualmente son prestados en organizar y financiar ese tipo de “festejos” a costa del pueblo; eso sí con el correspondiente machaconeo de sus televisiones y prensas anunciando a bombo y platillo lo bien que se lo pasan junto con sus atlatares abrazados por un FMI.

Nos gustó de verdad la participación de Humala pues así tuvo la oportunidad de observar y conocer justo lo que un país con algo de decencia debe de apartarse al tiempo de no quedar en las manos de estos intratables.

Xavi & Míriam

Las bajezas de Jaime de Althaus


Todos los peruanos y peruanas nos sentimos orgullosos de nuestro origen y lo venimos demostrando a lo largo de nuestra historia superando dictadores, crisis económicas, terrorismo, etc.

Como peruanos amamos nuestro país y queremos lo mejor para él, eso significa que tenemos un mismo objetivo, una meta por lograr y es el desarrollo de todos nuestros compatriotas porque todos somos el Perú.

Pero lo que no entendemos es como este personaje que trabaja como periodista en un canal de televisión puede esparcir tanto veneno disfrazado de crítica hacia el gobierno actual y por ende hacia todos nosotros.

Durante toda la campaña electoral y hasta ahora este personaje se dedica a tergiversar todo lo que dice o anuncia el presidente Humala y sus colaboradores.  Algunos dirán que es libre de emitir sus opiniones, pero señores, este personaje tiene el poder de manipular la opinión de la gente porque lo hace en un medio masivo como es la televisión y eso lo sabemos todos.

Entonces, teniendo esa facultad y responsabilidad a la que muchos otros (que si amamos verdaderamente al Perú) no podemos acceder en medios masivos ¿Cómo es posible que se dedique únicamente a defender a un puñado de empresarios que manejan la mayor parte del ingreso del PBI y que hasta hoy no les ha importado el verdadero desarrollo del Perú?

¿Por qué tiene miedo al desarrollo Jaime de Althaus y se regodea tergiversando las declaraciones del presidente Humala con respecto a las obligaciones de las empresa mineras?

¿Acaso la intención del presidente de cambiar las cosas para que una mayoría de peruanos se vea beneficiada por los ingresos del PBI reordenando a las grandes empresas mineras es el fin de la economía peruana?

Muchos peruanos ya despertamos y abrimos los ojos, no nos dejamos engañar por personajes como estos que utilizando cuadros y estadísticas nos quieren vender el cuento de que las cosas están bien hasta ahora y así deben seguir valiéndose de tergiversaciones y manipulaciones en sus programas televisivos en donde mencionan hasta al papa como buscando amedrentar a la población cuando este otro personaje (y la iglesia católica) es parte de los que manejan el dinero del mundo sin ser coherentes con sus propias doctrinas de pobreza.

No permitiremos más bajezas de este personaje que lo único que demuestra cada día es que el único amor que siente es hacia el dinero que ingresa al país (y a sus bolsillos) sin importarle el bienestar de cada uno de los peruanos y peruanas a los que nos tilda de meras estadísticas.

Lamentablemente hay todavía mucha gente que piensa como este retrógrado. Pero a la vez, felizmente, existimos  muchos otros peruanos que verdaderamente amamos nuestro país y queremos lo mejor para todos y no nos callaremos más.

Xavi & Míriam

Prensa, tecnología y medios de comunicación


Todos sabemos el poder que tienen la prensa y los medios de comunicación sobre la opinión pública por el hecho de ser masiva, inmediata y permanente ejerce una gran influencia en las personas modificando muchas veces sus actitudes, opiniones y comportamientos en la sociedad.

Entonces es innegable que la prensa cumple una función importantísima para el desarrollo de un país porque tiene el poder de crear opinión mediática, el problema está en que esa opinión mediática no necesariamente es la opinión pública, es decir, el hecho que la mayoría de la prensa diga algo y la mayoría de gente se lo crea no significa que sea lo cierto o correcto.

En nuestro querido Perú, y sobretodo desde los años del fujimorismo, hemos sufrido de la manipulación de la prensa sobre la ciudadanía, ejercida bajo las órdenes de mafiosos y corruptos de la dictadura fujimontesinista (prensa chicha). Actualmente y cuando creíamos que toda esa prensa basura había desaparecido, regresamos a esos días oscuros durante la campaña electoral presidencial, y pudimos apreciar como la mayoría de diarios y canales de televisión desde los “decanos de la prensa nacional” hasta los canales “independientes” se alineaban en pro de sus intereses económicos y el de los grupos de poder que los manejan. Y lo que obtuvimos fue un circo de noticias tergiversadas, especulaciones en primera plana, acusaciones exageradas en titulares y toda una satanización y vaticinio de apocalipsis sobre la candidatura de Ollanta Humala en cuanto noticiario y programa televisivo hubiera.

Cuando resultó electo el presidente Humala y en vista que toda la guerra sucia y campaña asquerosa realizada por los medios no funcionó, éstos bajaron un poco el tono, se acomodaron en sus sillones (muy a su pesar imaginamos) y a regañadientes han aceptado lo que el pueblo ha decidido. Y es que durante todo este tiempo se llenaron la boca diciendo que su objetivo era el bien del país, el desarrollo y progreso de la sociedad, pero sus acciones dicen muchas veces lo contrario.

Se dedican a resaltar temas intrascendentes, noticias absurdas, incidentes que deberían pasar página pero que se convierten casi en “temas de seguridad nacional” dándole demasiada importancia a lo que no lo tiene (como el caso Martha Chávez) y lo que es peor la gente se sigue creyendo todo lo que le dicen mientras que los temas importantes pasan a segundo plano y en muchos casos al olvido.

Todos queremos un Perú mejor, un país que progrese de manera justa, que haya inclusión social y todos tengamos las mismas oportunidades, si ese es nuestro objetivo como peruanos… ¿Por qué la prensa no se dedica a hacer algo positivo proponiendo soluciones o alternativas a los tantos problemas que tiene nuestro Perú? Si ellos tienen el acceso a las tecnologías para poder llegar a cada rincón del país ¿Por qué no aprovechan ese poder en fomentar la empatía entre nosotros, luchar contra el racismo y la intolerancia, promover la cultura y la educación? ¿Por qué nosotros como peruanos que amamos nuestra tierra y nuestro origen andino no exigimos a la prensa que sea coherente con sus objetivos?

Xavi & Míriam

MIEDO AL PROGRESO


¿Nos estamos idiotizando o comportándonos como meros autómatas?. A lo largo de estas últimas décadas los  negados al progreso nos han venido anunciando primero con la radio que si sus ondas eran perjudiciales por un exceso de sintonía, el teléfono igualmente que si las ondas, etc.; posteriormente la televisión si nos íbamos a quedar ciegos de tanto pasmarnos ante ella, luego los móviles si producen cáncer y ahora sorprendentemente he leído con sorpresa hace pocos días que incluso las vibraciones pueden producirlas.

Como se va viendo a lo largo del tiempo que todos éstos comentarios solo se dirigen a un fatal protagonismo e incluso una mera fórmula para disponer de fondos, sean por las publicaciones y colaboraciones, con las correspondientes subvenciones, aparte de sacar constantemente normas y normativas por parte de las instituciones… con esta lluvia de temores y reglamentos nos estamos despersonalizando, comportándonos como auténticos robots, fáciles de domesticar y dirigir.

La pregunta del millón sería: ¿Es correcto asustar y aparentar prevenir a la ciudadanía contra el progreso?

Xavi & Míriam

El pueblo unido jamás será vencido


Análisis y reflexiones de nuestra realidad por José Luis Sampedro. Y decimos “nuestra” porque aunque la entrevista se refiere al momento actual de España (de lucha contra la corrupción política), los anáisis de Sampedro son completamente aplicables al Perú.

José Luis Sampedro es un escritor, humanista y economista español que aboga por una economía “más humana, más solidaria, capaz de contribuir a desarrollar la dignidad de los pueblos”.

Para los que no puedan ver el video, abajo están las declaraciones de José Luis Sampedro en texto.

Se ha dicho que no hay alternativa al capitalismo.

Ha sido siempre un medio de dominio.

Este sistema está disgregado ya y corrompido y está realmente en desmantelamiento.

Que va a cambiar, eso es absolutamente imposible de evitar por parte de los que quieran evitarlo.

¿Es qué la gente está loca? ¡No!, está manipulada. La opinión pública no es la opinión pública, no es el resultado del pensamiento reflexivo de la gente.

Eso pasa por dos razones. Una porque no estamos en general educados para pensar, eso que exigía yo antes del pensamiento propio, del pensamiento crítico, la gente no razona, no piensa. Ahora mismo frente a unas elecciones la gente no piensa, no hace una razón , no hace un análisis, un estudio racional, es decir, esto es mejor, esto es peor, no. Se hace sobre todo por razones viscerales, por las características del que habla, por la voz que tiene, por las mentiras que cuenta y se aceptan, etc.

Esa es una razón, y la otra es que el poder existente que hoy es el poder económico domina los medios de información e inculca las ideas a la gente por los medios de información. La gente hoy juzga sobre todo por lo que ve en televisión o por lo que lee en los periódicos, pero sobre todo por lo que ve en televisión y vota según lo que ve y le dicen en televisión, y no piensa para nada en lo que le ocultan.

Lo que llaman opinión pública es una opinión mediática, una opinión creada por la educación y por los medios, ambas cosas interesadas en lo que interesa al poder. Porque el poder controla la educación y el poder controla los medios. Nada más.

Al hacer mediática la opinión pública te has cargado la libertad de todo el público.

………..

La cultura nuestra, la occidental, tiene una crisis de valores brutal porque ha sustituido los valores por los intereses, hoy lo que mueve a la gente es el interés económico y lo que vale, como dijo Marx, es la mercancía.

Y hay otras formas de desarrollo, el desarrollo de las personalidades, el desarrollo hacia dentro de cada uno, el ser cada uno cada vez más perfecto, mejor, más humano, más positivo, no especialmente codicioso por la productividad, no. Hacerse más persona.

Ahí hay alternativas, claro que hay alternativas, de modo que no se preocupen, cuando se hunda esto, que se está hundiendo, estamos viviendo la barbarie que produce ese hundimiento, vendrá otra cosa. La vida no se para. ¿O se van a creer los banqueros que son inmortales?

Mire, cualquier cosa que se haga puede cambiar las cosas, no pude cambiar las cosas, puede ayudar a ir cambiando las cosas.

La actitud esencialmente es tomar conciencia de la realidad, no aceptar sin crítica propia, no aceptar sin discusión interior de uno  todo lo que nos dicen.

Y si claro, si se hace una manifestación o se hacen más, y si los jóvenes asumís, sobretodo porque sois los que vais a pagar el pato después ¿verdad? Sí, si lo haces podéis enderezar las cosas. Pero pensar que una manifestación cambia las cosas… es difícil.

Pero hay que seguir adelante, las batallas hay que darlas se ganen o se pierdan, hay que darlas por el hecho mismo de darlas. Porque eso nos junta, eso nos ratifica.

Se ha degradado el sistema, de modo que efectivamente hay alternativas y vendrán, las alternativas vendrán, se haga lo que se haga, seguro.

Otro mundo es posible y yo digo no, otro mundo no es posible. Otro mundo es seguro, otro mundo es seguro, lo que sí es seguro es el cambio. Ahora, ¿el cambio hacia donde? Ah, eso ya depende de lo que hagamos.