Después de la huelga en España


Es curioso ver los titulares de los periódicos, los comentarios de quienes se consideran entendidos en la materia y los intereses a que representan tanto los partidos políticos y sindicatos.

Como de todos es sabido la expresión “huelga general” se interpreta como la paralización de todo un país y no con las excusas de cumplimiento para unos servicios “mínimos” pues para ello ya es una huelga; sin embargo ante la ciudadanía y rimbombancia de los convocadores se llega a confundir una denominación por otra pues en este caso la realidad concreta se puede definir simplemente como “huelga”, si bien es cierto en que la participación es elevada nada tiene que ver con el otro caso.

No vamos a discutir si fue un éxito o un fracaso pues la realidad que estos movimientos salen perjudicados todos los ciudadanos en general pues por parte de unos es demostrar el descontento y por otros anotarse como ganadores o vencedores en una falacia siendo la realidad que hay una parte y no pequeña de la población mostrando su descontento o pérdida de calidad de vida (como es este caso), lo cual nos hace creer que todos en general refiriéndonos a las instituciones y evidentemente a la política que está siguiendo este país a preocuparse más por su bienestar a no primar el status de Europa, pues cada uno de estos países tiene sus características particulares y mientras no se respete entre éstos la unión está condenada al fracaso como se está viendo en estos últimos tiempos debido a que no han sabido convertirlo en una unidad total como por ejemplo los EEUU, sino que se sigue la política de “barrer para casa”.

Nuestra sincera opinión es que lamentablemente todos pierden en estos casos.

————————————–
Xavi & Míriam
www.estamosjodidos.com
¡Lee, comenta y difunde!
————————————–

Periodismo en crisis


El día 29.11.2011 en el programa 24 horas de TVE se debatió la crisis que sufre este sector pues según datos que se comentaban en España existen 18.000 estudiantes para unas 600 plazas definiendo esta profesión como el cuarto poder.

Uno de los ponentes como es habitual hacia hincapié a los dichosos códigos deontológicos y por remate convertidos en ley para esta labor debido al problema que cada vez más las nuevas tecnologías están con mayor facilidad sobre la noticia a través de ciudadanos que ocasionalmente realizan esta labor periodística como tal repercutiendo por parte de las empresas editoras a la supresión de puestos fijos relegando a éstos con la simple alcachofa (entiéndase micrófono) provocando que actúen como autónomos en la mayoría de los casos.

Incomprensiblemente estos prehistóricos tertulianos en su mayoría no quieren reconocer que la información es libre y que como todos los oficios y más éste el cual es parental con el artístico pues de sobras es sabido que éste nace y se puede perfeccionar pero no se hace,  con las nuevas tecnologías cualquiera con un chisme electrónico léase cámara, móvil, ipad, etc., ya mete la noticia en internet con sus comentarios o impresiones más o menos coherentes.

En cuanto al cuarto poder del que tanto se presume por fin se han dado cuenta que la noticia en si no se tergiversa sino lo es o se crea pero no a costa de cambiarla en provecho de sus afinidades pues como lector u espectador cada vez es más cargante observar a esos “grandes entendidos” como pretenden respuestas con preguntas en doble sentido para que se respondan o simulen ser ellos quienes dan la respuesta de antemano en las entrevistas.

Finalmente, se pudo observar el gran interés en implantar normas, directrices y códigos de esos que en realidad esconden autocensura denominados “deontológicos” y que tan bien han sabido cargarse las libertades de expresión en todo tipo de manifestaciones con el subliminal “contrato” y que encima lograron en su vetusta época representar el mal llamado cuarto poder.

También debe tenerse en cuenta que hoy en día la prensa diaria no es tal pues mejor sería llamarse la prensa instantánea como muchos periódicos o periodistas hacen uso de estas nuevas comunicaciones, léase internet, donde empiezan a generar beneficios por la calidad de ellas y ya no digamos que poco a poco el ciudadano de calle va aprendiendo otras lenguas fastidiando el bloqueo de información que tanto preocupa a estos defensores “deontológicos”

Así pues, insistimos nuevamente en el apoyo a las nuevas ideas y tecnologías omitiendo tanto como sea posible a esos grandes prehistóricos que tan en contra están sobre la información libre y abierta pese a quien pese y desde luego enarbolar leyes preparadas para su gusto y disfrute como han llegado a lograr con tanto cinismo.

Xavi & Míriam

Política, prensa y corrupción


Leemos en algunos diarios de nuestro País día a día sobre la descarada forma de machaconeo crítico en cuanto a política se refiere, en lugar de ser constructivas y de apoyo a la misma.

Como bien sabemos, por desgracia, estamos incurriendo en desprestigiar a un gobierno donde apenas llega a los tres meses de la toma de poder y en insistir para ver su derrocamiento sin darle oportunidad de poder aplicar todos sus programas que nos plantearon en su campaña electoral, donde cierta(s) prensa(s) desde los primeros días de la toma de mando su obsesión ya fue para conocer si se presentaría de nuevo en la próximas elecciones el Presidente electo por el pueblo.

Les pediríamos a estos periódicos y periodistas no hicieran juicios de antemano pese a que según parece sería más rentable o placentero permitir que los  corruptos sigan campando a sus anchas como hemos tenido y a saber cuanto rendimiento pudieran haber tenido sobre los mismos.

Xavi & Míriam

Prensa, tecnología y medios de comunicación


Todos sabemos el poder que tienen la prensa y los medios de comunicación sobre la opinión pública por el hecho de ser masiva, inmediata y permanente ejerce una gran influencia en las personas modificando muchas veces sus actitudes, opiniones y comportamientos en la sociedad.

Entonces es innegable que la prensa cumple una función importantísima para el desarrollo de un país porque tiene el poder de crear opinión mediática, el problema está en que esa opinión mediática no necesariamente es la opinión pública, es decir, el hecho que la mayoría de la prensa diga algo y la mayoría de gente se lo crea no significa que sea lo cierto o correcto.

En nuestro querido Perú, y sobretodo desde los años del fujimorismo, hemos sufrido de la manipulación de la prensa sobre la ciudadanía, ejercida bajo las órdenes de mafiosos y corruptos de la dictadura fujimontesinista (prensa chicha). Actualmente y cuando creíamos que toda esa prensa basura había desaparecido, regresamos a esos días oscuros durante la campaña electoral presidencial, y pudimos apreciar como la mayoría de diarios y canales de televisión desde los “decanos de la prensa nacional” hasta los canales “independientes” se alineaban en pro de sus intereses económicos y el de los grupos de poder que los manejan. Y lo que obtuvimos fue un circo de noticias tergiversadas, especulaciones en primera plana, acusaciones exageradas en titulares y toda una satanización y vaticinio de apocalipsis sobre la candidatura de Ollanta Humala en cuanto noticiario y programa televisivo hubiera.

Cuando resultó electo el presidente Humala y en vista que toda la guerra sucia y campaña asquerosa realizada por los medios no funcionó, éstos bajaron un poco el tono, se acomodaron en sus sillones (muy a su pesar imaginamos) y a regañadientes han aceptado lo que el pueblo ha decidido. Y es que durante todo este tiempo se llenaron la boca diciendo que su objetivo era el bien del país, el desarrollo y progreso de la sociedad, pero sus acciones dicen muchas veces lo contrario.

Se dedican a resaltar temas intrascendentes, noticias absurdas, incidentes que deberían pasar página pero que se convierten casi en “temas de seguridad nacional” dándole demasiada importancia a lo que no lo tiene (como el caso Martha Chávez) y lo que es peor la gente se sigue creyendo todo lo que le dicen mientras que los temas importantes pasan a segundo plano y en muchos casos al olvido.

Todos queremos un Perú mejor, un país que progrese de manera justa, que haya inclusión social y todos tengamos las mismas oportunidades, si ese es nuestro objetivo como peruanos… ¿Por qué la prensa no se dedica a hacer algo positivo proponiendo soluciones o alternativas a los tantos problemas que tiene nuestro Perú? Si ellos tienen el acceso a las tecnologías para poder llegar a cada rincón del país ¿Por qué no aprovechan ese poder en fomentar la empatía entre nosotros, luchar contra el racismo y la intolerancia, promover la cultura y la educación? ¿Por qué nosotros como peruanos que amamos nuestra tierra y nuestro origen andino no exigimos a la prensa que sea coherente con sus objetivos?

Xavi & Míriam

El pueblo unido jamás será vencido


Análisis y reflexiones de nuestra realidad por José Luis Sampedro. Y decimos “nuestra” porque aunque la entrevista se refiere al momento actual de España (de lucha contra la corrupción política), los anáisis de Sampedro son completamente aplicables al Perú.

José Luis Sampedro es un escritor, humanista y economista español que aboga por una economía “más humana, más solidaria, capaz de contribuir a desarrollar la dignidad de los pueblos”.

Para los que no puedan ver el video, abajo están las declaraciones de José Luis Sampedro en texto.

Se ha dicho que no hay alternativa al capitalismo.

Ha sido siempre un medio de dominio.

Este sistema está disgregado ya y corrompido y está realmente en desmantelamiento.

Que va a cambiar, eso es absolutamente imposible de evitar por parte de los que quieran evitarlo.

¿Es qué la gente está loca? ¡No!, está manipulada. La opinión pública no es la opinión pública, no es el resultado del pensamiento reflexivo de la gente.

Eso pasa por dos razones. Una porque no estamos en general educados para pensar, eso que exigía yo antes del pensamiento propio, del pensamiento crítico, la gente no razona, no piensa. Ahora mismo frente a unas elecciones la gente no piensa, no hace una razón , no hace un análisis, un estudio racional, es decir, esto es mejor, esto es peor, no. Se hace sobre todo por razones viscerales, por las características del que habla, por la voz que tiene, por las mentiras que cuenta y se aceptan, etc.

Esa es una razón, y la otra es que el poder existente que hoy es el poder económico domina los medios de información e inculca las ideas a la gente por los medios de información. La gente hoy juzga sobre todo por lo que ve en televisión o por lo que lee en los periódicos, pero sobre todo por lo que ve en televisión y vota según lo que ve y le dicen en televisión, y no piensa para nada en lo que le ocultan.

Lo que llaman opinión pública es una opinión mediática, una opinión creada por la educación y por los medios, ambas cosas interesadas en lo que interesa al poder. Porque el poder controla la educación y el poder controla los medios. Nada más.

Al hacer mediática la opinión pública te has cargado la libertad de todo el público.

………..

La cultura nuestra, la occidental, tiene una crisis de valores brutal porque ha sustituido los valores por los intereses, hoy lo que mueve a la gente es el interés económico y lo que vale, como dijo Marx, es la mercancía.

Y hay otras formas de desarrollo, el desarrollo de las personalidades, el desarrollo hacia dentro de cada uno, el ser cada uno cada vez más perfecto, mejor, más humano, más positivo, no especialmente codicioso por la productividad, no. Hacerse más persona.

Ahí hay alternativas, claro que hay alternativas, de modo que no se preocupen, cuando se hunda esto, que se está hundiendo, estamos viviendo la barbarie que produce ese hundimiento, vendrá otra cosa. La vida no se para. ¿O se van a creer los banqueros que son inmortales?

Mire, cualquier cosa que se haga puede cambiar las cosas, no pude cambiar las cosas, puede ayudar a ir cambiando las cosas.

La actitud esencialmente es tomar conciencia de la realidad, no aceptar sin crítica propia, no aceptar sin discusión interior de uno  todo lo que nos dicen.

Y si claro, si se hace una manifestación o se hacen más, y si los jóvenes asumís, sobretodo porque sois los que vais a pagar el pato después ¿verdad? Sí, si lo haces podéis enderezar las cosas. Pero pensar que una manifestación cambia las cosas… es difícil.

Pero hay que seguir adelante, las batallas hay que darlas se ganen o se pierdan, hay que darlas por el hecho mismo de darlas. Porque eso nos junta, eso nos ratifica.

Se ha degradado el sistema, de modo que efectivamente hay alternativas y vendrán, las alternativas vendrán, se haga lo que se haga, seguro.

Otro mundo es posible y yo digo no, otro mundo no es posible. Otro mundo es seguro, otro mundo es seguro, lo que sí es seguro es el cambio. Ahora, ¿el cambio hacia donde? Ah, eso ya depende de lo que hagamos.