Crisis y capitalismo


Fatídica palabra y mucho peor su significado real.

En Europa y bajo el dominio de la moneda única el “euro” sin previo concierto y globalización de la Comunidad Europea se ha caído bajo la dominación y adoración del capital con un entusiasmo desorbitado donde actualmente se está sacrificando con recortes a los servicios sociales, sanidad, enseñanza, infraestructuras, etc. enviando a lo que definen terceros países desde el norte a la miseria y privacidad de los ciudadanos como es el ejemplo de España.

Incomprensiblemente en este país cuando surgía de estar a la cola de Europa despreció su moneda con una votación amañada por los partidos políticos en lugar de mantener la suya con la paridad lo cual hubiera permitido como en nuestro caso mantener los precios a la exportación con las correspondientes devaluaciones de la moneda tradicional “la peseta” pues el gobierno de turno hubiera podido jugar con devaluaciones de las mismas en ella al igual que se hizo en su momento en nuestro País en no borrarla del mapa y así mantener la fuerza exportadora.

Como siempre aparecieron los detractores respaldando al gran capital y convenciendo a la masa ciudadana para someterse a los pies de los mismos con esta moneda llegando al resultado actual donde no se vislumbra como acabará dicha crisis generada por ellos mismos al tiempo de realizar fuertes campañas culpando al pueblo y mentalizando que ello ha sido ocasionado por la ciudadanía.

Deseamos con todo el corazón que nuestros gobiernos tengan la conciencia sobre estas realidades y eviten a toda costa meternos en ese entramado donde tanto se publicita por los atlátares y vividores sometidos a los dominios de estos movimientos alabando incondicionalmente las beneficencias de inversiones no productivas para nosotros a través de sus capitales siendo objetivos para no caer de nuevo en las nuevas colonizaciones despojándonos de lo que con tanto esfuerzo estamos logrando.

Xavi & Míriam

Euro, capitalismo y barbas del vecino


Verdaderamente ignoramos como podemos ser tan influenciados por las campañas de este capitalismo brutal y desenfrenado que ha logrado implantarse en una gran parte de sociedades y encima admirando los logros y beneficios que ello conlleva.

En Europa los grandes tecnócratas y como es habitual refiriéndose a sus admiradores economistas, publicistas, periodistas y charlatanes inundaron de falsa información a los ciudadanos en cuanto a los beneficios en disponer de una moneda fuerte para poder competir con el dólar y a cada subida del mismo llenaron todos los medios de difusión con la dichosa frase: “que buenos que somos y que bien lo hacemos”.

Mientras tanto les importaba un pepino ver como los precios iban subiendo día a día sino al contrario pavoneándose sobre los valores patrimoniales que la ciudadanía estaba adquiriendo siempre con crédito abierto sin controlar los costes, lo cual provocó lo más simple del mundo se convirtió en un monstruo comprador pasando la industrialización a otros países por ser más barato el coste, mientras la fiesta organizada tanto por los bancos y empresas de financiación fue inmensa así como trasladar la deuda que se estaba acumulando a terceros países que obviamente les encantaba engordar la pelota.

Actualmente con una industria por los suelos y un comercio que más vale ya ni hablar debido a que las multinacionales y capitalistas se establecieron por todos los países a diestro y siniestro nos encontramos con una crisis económica en la que gran parte de culpa es de los políticos por permitir que poco a poco se adueñaran de los mismos y en estos momentos trasladando la culpa de lo sucedido a la ciudadanía por haberse empeñado sin control, cuando fueron los mismos capitalistas que organizaron la bola con el beneplácito de los responsables en comunicación e información.

Por ello insistimos una vez más controlar mucho los precios no siendo ningún dislate estar atentos pues el capitalismo voraz como ahora se ha demostrado en pocos años solo conlleva a la miseria (véase como se reducen los presupuestos en cultura, sanidad, educación, etc.), así como ocasionar grandes cantidades de desempleo como el caso de España con más del 20% de la población activa.

En estos días estamos observando que los atláteres de siempre están masacrando de nuevo al personal con sus fariseas palabras en cuanto a dejar los mercados libres sin control alguno, que si ello es mejor para competir precios, que es antidemocrático que un gobierno los controle, que si la libertad de libres competencias, etc., etc.; pero el resultado real lo tenemos a la vista donde mejor sería guardar nuestras barbas y no ponerlas a remojar como nuestros vecinos.

Xavi & Míriam