Matrimonio: ¿Para qué o quién?


matrimonio

 

La sobreusada expresión “matrimonio” simplemente significa hacer público que “a partir de hoy fulano y mengana/o  dormirán juntos”, y es a partir de este punto donde la pareja decide quedarse junta hasta que uno de los dos se separe.

Es incomprensible que en la actualidad y en nuestros tiempos los ultra clerical-derechistas pretendan con tanto esfuerzo y tesón seguir insistiendo en la necesidad para celebrar estos rituales que más bien recuerdan a los tiempos remotos donde cualquier fenómeno natural se trataba como predicciones de los dioses por los gurús de las tribus.

En la actualidad, si bien todos somos libres para hacer lo que nos plazca, la curiosidad reside en el “bombo y platillo” empeñándose hasta el cuello quienes lo contraen y las familias simplemente para demostrar tener un falso sueño de poder económico para la celebración y la soberbia frente a los demás pues si en realidad se realiza por creencia religiosa sobra todo el espectáculo que le rodea.

¡Anda que pocos se casarían sin el “rimbombeo de la boda”!

————————————–
Xavi & Míriam
www.estamosjodidos.com
¡Lee, comenta y difunde!
————————————–

Dignidad: sembrar para cambiar


El mundo está viviendo una crisis financiera que en mayor o menor medida nos afecta a todos. Pero más allá de lo material hoy queremos abordar el tema de la crisis moral y ética en que vivimos.

Cada uno de nosotros desde nuestra posición de ciudadanos en el mundo sin importar nuestra procedencia, raza, origen, religión, sexo, cultura, gustos y demás estamos en la obligación de ser dignos para cambiar las cosas porque la dignidad a nuestro entender es tener conciencia de nuestros derechos y a la vez respetar los de los demás.

Por eso creemos que si puede cambiar el mundo para mejor, eso lo podemos hacer entre todos si despertamos del letargo mental en el que vivimos y promovemos el bien más allá de las normas o no, si actuamos y no callamos ante la mínima injusticia diaria que observemos.

Repetimos no podemos quedarnos callados y encerrados en nosotros mismos, tenemos que transmitir el mensaje correcto a nuestros niños y jóvenes, tenemos que enseñarles a pensar, a analizar, a cuestionar, a dudar y a ser libres.

Estamos seguros que hay un mundo distinto y mejor y lo podemos lograr todos promoviendo el bien para vivir contentos. Empecemos hoy.

Xavi & Míriam