¡Uy!… Que viene la izquierda


 

Como es costumbre el impresentable Luis Garcia Miro (diario Expreso) junto con los vómitos que escupe sobre otras alternativas políticas con su falta de respeto aparentando que solo una ultra derecha tiene el poder de decisión y veto, pisoteando derechos y propiedades como cuando en este periódico se escribió que para la pobre gente de CAJAMARCA si no estaban de acuerdo con la mega-inversión minera pues retirar a los que vivian allí y listos, que el fin justifica los medios y mejor sacrificar a unos pocos para regocijo de otros.

En el día de hoy 8.11.2012 en su columna de “el mundo al revés” se permite con toda la soberbia e insensatez del mundo vomitar de nuevo sin tener en cuenta que quienes más daño han hecho a la humanidad han sido las creencias fascistas e ideológicas alcanzando el nacimiento del nazismo que tan bien aparenta seguir, importándole un pepino el bienestar social.

Leyéndolo la verdad da asco, pese a que va bien para no bajar la guardia conocer cómo piensan y por lo que observamos les encantaría retroceder a épocas remotas como el siglo pasado en el resurgimiento nazi con sus millones de muertes, asesinados y quemados descontando a los experimentados en sus laboratorios.

————————————–
Xavi & Míriam
www.estamosjodidos.com
¡Lee, comenta y difunde!
————————————–

Intereses económicos desde el cuarto poder


Como puede ser que ese Fritz Du Bois en sus publicaciones del diario Perú21 como la del 13.11.2011 marque la pauta de gobierno del presidente Humala con la dichosa inversión minera.

Más bien da la sensación de que si este periodista fuera tan importante para coaccionar a todo un gobierno estuviera ya presidiendo el País (¡pobres de nosotros!) pero que estando en el sector de la información lo que debería hacer es transmitir noticias y no sus libres opiniones anticipándose a ellas aunque nos da la sensación que con ello lo que pretende es que se tomen las decisiones por sus comentarios.

Los que trabajan en un medio de comunicación deben reflejar o mostrar la opinión del pueblo, de los ciudadanos y no al revés, es decir,  no crear e imponer ellos la opinión al pueblo creyéndose poseedores de la verdad.

Mucho nos tememos ante tanta insistencia en el tema minero por parte de este Fritz Du Bois, deben de existir unos enormes intereses económicos particulares pues de lo contrario no existiría tanto ahínco en ello.

Xavi & Míriam