Atención, simpatía y eficiencia en organismos públicos


Se entiende que los funcionarios de ventanilla o atención al público estén sobrecargados de trabajo pero hay algo incomprensible en la Administración Pública, pues como es sabido es cosa de todos, y éstos están para atender y no para tener un puesto de trabajo asegurado de por vida ejerciéndolo de mala gana.

Desearíamos que fueran más respetuosos con toda persona que se presente en un organismo, pues no todos tenemos el conocimiento de los procesos burocráticos para realizar cualquier tipo de trámite, y exigirles un poco de simpatía, atención y eficiencia ya que en realidad quien les abona su salario es el pueblo, a través del pago de impuestos, debiendo éstos estar a su servicio y no al contrario como está sucediendo en la mayoría de ventanillas de las diferentes instituciones del Estado causando una sensación de malestar y falta de información, alejando cada día más al pueblo de su administración pública.

Este es otro de los temas que el actual gobierno debería prestar atención para que los ciudadanos no tuvieran ese rechazo a entrar en la mayoría de organismos públicos y sobre todo para que la reforma del Estado sea completa en todos los aspectos.

Xavi & Míriam