Corrupción y compromiso del gobierno


De todos es sabido que apoyamos con todas nuestras fuerzas e ilusiones al presidente Humala en su campaña así como posteriormente hemos seguido haciéndolo.

Transcurridos casi los seis primeros meses de rodaje y formaciones de gobierno transcribimos un apunte sobre su discurso que dice así:

La corrupción es para nosotros un elemento que debilita al Estado y afecta su desarrollo. Es, por lo tanto, un problema de seguridad. En tal sentido, defiendo la imprescriptibilidad de los delitos de corrupción en agravio del Estado y la inhabilitación a perpetuidad contra sus autores o cómplices para el ejercicio futuro de cualquier función pública; propongo la supresión de las penas condicionales en las condenas por corrupción para que la prisión se cumpla de manera efectiva; y defiendo la eliminación de los beneficios penitenciarios en los casos de corrupción.

A este respecto y transcurrido este tiempo de asentamiento presidencial queremos recordar que las promesas hechas en campaña por las cuales obtuvo el voto incondicional de miles de compatriotas que depositaron su confianza es una exigencia que si bien entendemos que en tan poco tiempo no se haya podido hacer limpieza de nefastos individuos o incluso por su desconocimiento ha llegado el momento de no esperar más para realizarla sobre todos los casos que atenten a nuestra sociedad no importando el “caiga quien caiga” pues de lo contrario nos entraría la duda sobre un engaño que estamos seguros no se producirá, pues  seguimos confiando plenamente en él y además su promesa nos hizo ilusionar para el cambio real que una gran parte de la ciudadanía deseamos.

Por otra parte sería conveniente hacer público los honorarios, pluses y regalías de todos los políticos que nos gobiernan para dar una mayor claridad ante el pueblo que representan pues nadie tiene el por qué avergonzarse de sus ingresos si son ganados honradamente.

Esperemos pues el cumplimiento de dicha promesa, que sea clara y pública separando de gobierno a indeseables o individuos pendientes de juicio hasta que se demuestre que han sido exculpados.

Xavi & Míriam

MORAL Y PROGRESO


No comprendemos como quienes defienden un capitalismo acérrimo a cualquier precio en la primera de vuelta a quienes no se someten a ellos sean identificados como marginados, comunistas, socialistas, izquierdas, derechas, etc., cuando en realidad simplemente como sería nuestro caso y con ello creemos una gran parte de la población donde nos importan un pito los partidos pues simplemente tenemos unas ideas sobre las cuales expresamos y que por desgracia para los primeros en muchos casos no comulgamos con ellos.

Estos individuos deberían de comprender que todas las ideas en sí son aceptables cuando el primordial objetivo es lograr una mejora social y aquí también están incluidos ellos, sólo que no aceptamos el enriquecimiento ególatra de unos pocos a costa del sacrificio de unos muchos observando que poco a poco los pueblos lo van entendiendo a pesar de la sumisión y temores que han estado mantenidos durante la historia.

Es por ello que ese nuevo movimiento a nivel mundial que denominan como “indignados” está creciendo día a día donde gracias al progreso permite trasladar nuestras dudas, quejas y opiniones a un colectivo globalizado y que con un gran deseo de una minoría quisieran poder encerrarlo de nuevo o acallarlo.

Una anécdota de no muchos años atrás era el alcalde de un pequeño pueblo donde paró la instalación eléctrica para que la gente no tuviera facilidades para leer fuera de las horas de trabajo ya que con ello preveía que se le acabaría la mano de obra barata.

Es momento de despertar y cambiar de actitud, es momento de no callar las injusticias y defender nuestra dignidad, juntos lo podremos lograr.

Xavi & Míriam

Corrupción social


Hay momentos como el que nos está sucediendo que no entendemos cómo quien se ofrece prestar servicio a la sociedad léase como funcionario, político, militar, etc., etc., a pesar de tener unos ingresos garantizados puede con su mal obrar burlarse de ella y encima esquilmarla como está sucediendo en muchos países incluido el nuestro.

Nos preguntamos que es lo que pasa realmente o somos sociedades vilmente abducidas por esos individuos que en realidad deberían estar bajo rejas o no tenemos la suficiente fuerza para rebelarnos y denunciar públicamente estos denigrantes hechos donde nos perjudican a todos en conjunto.

Sorprendentemente esos nefastos y encima engreídos se creen estar por encima de las leyes y del bien y del mal pues nos consideran animales de corral por ello insistimos en que éstos de una vez por todas han de permanecer apartados del gobierno y de cualquier institución pública y por supuesto retirarles todo lo que pueda ser algún bien que hayan logrado con su mal hacer tanto ellos como sus familiares directos.

¿Seremos conscientes “YA” de ello?  ¡Ah!  y por supuesto lo mismo con sus servidores pues el gobierno tiene muchos recursos para comprobar las cuentas de cada individuo al servicio de los demás.

Xavi & Míriam