Estadísticas pagadas con capitalismo salvaje


Que “bueno” el comentario y desprecio de ese “Uri Ben Schmuel” de fecha 11.12.2011 en su columna del diario La Razón a lo que es en realidad “ciudadanía”, observamos desde hace tiempo su prepotencia y desprecio a clases sociales que con gran esfuerzo tratan de ganarse la vida trabajando honradamente expresando sus grandilocuentes ideas sobre el capitalismo al igual que haríamos en una representación guiñolesca.

Según parece ser y a pesar de ser un “gran periodista” no comprendemos ese desprecio que ostenta para apoyar a las clases populares que tienen trabajo para ganarse el pan de cada día, y él por desgracia, con ese feroz apoyo a un capitalismo desmadrado que sólo busca el beneficio de unos pocos a costa de unos muchos.

Estamos de acuerdo y apoyamos vivir en un mundo capitalista pero como todo debe de ser con un cierto orden y control por parte ya no de los gobernantes sino de todos los países, pues como se está observando esta dichosa crisis que ya veremos donde acaba ha sido provocada por los mismos grupos financiero-capitalistas que sin entraña alguna han logrado cargarse a medio mundo dejando al otro en calzoncillos.

Pedimos a nuestro gobierno en particular y en su representación a nuestro presidente Ollanta Humala tome conciencia de estos desmanes pues sólo nos llevarían de vuelta a lo que durante tantos años nos han clasificado tan despectivamente como “sudacas e indios” frente a los países denominados “primer mundo” y que desde aquí siempre nos han pintado o hecho creer en su superioridad.

Por favor vayamos despertando todos nosotros también.

Xavi & Míriam

Corrupción y política


¿Qué pasa cuando los políticos están atados de pies y manos con dependencias totales hacia grupos financieros (digamos bancos, fondos, inversionistas, etc.) que incluso ante un estado de crisis económica se les otorga para que no se desplomen o entren en quiebra ostentando las constituciones en general la igualdad entre todos los ciudadanos, entregándoles el capital generado por el esfuerzo del país para evitar su defunción?

¿Fácil respuesta no?  ¡”CORRUPCIÓN”!,  observamos que esta situación se ha dado en Europa y EEUU y sobretodo no resolverán sus problemas económicos a costa de generar más distanciamiento entre ricos y pobres, reduciendo servicios sociales y creando un paro (desempleo) sobredimensionado.

Otra de las razones por la que somos tan contrarios a esta forma de proceder es debido a las campañas que se hacen en los mismos, presentando a la ciudadanía culpable de haber llegado a esta situación como si los grupos financieros y políticos no tuvieran culpa de ello publicitando que se vivía por encima de sus posibilidades, cuando en realidad deberían rendir cuentas ante la justicia por haber sido los que la han ocasionado (véase también como quedan los patrimonios de estos individuos).

Aun nos asombra mucho más ver como todavía hay atlátares que defienden este capitalismo feroz ante la miseria que producen en la sociedad e increíblemente ésta no responde adecuadamente.

Xavi & Míriam

Adoración al capital


¿Nos damos cuenta de lo que estamos haciendo ante nuestra sociedad, frente a la miseria existente y las necesidades que sufren nuestros compatriotas, con tanta ostentación y egoísmo llegando a culminar el éxtasis por la adoración del dinero?

Nos preguntamos si ello es necesario, pues se aparta e incluso es mayor que la publicidad en sí, sobre los productos comunes; está bien que cada uno haga con lo suyo lo que le apetezca, pero quien se está muriendo de hambre (que no son pocos) y encima con la crisis actual que padecen muchos países donde podemos incluírnos nosotros pese a hacernos creer que no es así ya que no les llegamos a la suela de los zapatos en calidad de servicios para cubrir las necesidades básicas sólo ostentando y presumiendo sobre nuestro PBI, PAP o RIP da igual la denominación debido a que recaen estos beneficios entre unos pocos incluídos los testaferros, toda esta gran mayoría de población que no tiene acceso a una oportunidad justa de educación, de trabajo, de salud ni de progreso y calidad de vida, ¿Cómo podemos ser tan individualistas e indiferentes ante la necesidad ajena?

Por otra parte, mucho hablamos de igualdad de oportunidades pero es en el Estado donde está apalancada la corrupción, gran protagonista de lo antedicho, y proyecta una imagen de falso “poder y éxito” pues una de las grandes aspiraciones actuales de nuestra juventud con el lavado de cerebro que tanto se les machaca con falsas ilusiones reside, por ejemplo, en poder entrar en un reality televisivo para lograr asegurarse su supervivencia en esos falsos status sociales que con tanta ostentación se está haciendo en los medios para quedar en poco tiempo en el olvido y sin ninguna base cultural ni ética.

Seguimos sin comprender como aún pueden quedar sujetos que admiren, dignifiquen y publiciten esta adoración por un capitalismo y lujo salvaje e incluso criticar y burlarse olímpicamente del ecologismo y solidaridad cuando en realidad la calidad de vida de la mayoría de ciudadanos está por debajo de los pocos que venden esta falsa imagen de “superioridad”.

Es momento de levantar la cabeza y rechazar la adoración al capital, es momento de mirar más allá de nuestro beneficio personal inmediato para unir esfuerzos y que el capital sea para beneficio de todos y no crear falsos guetos para su vil ostentación.

Xavi & Míriam