Moral: capitalismo, deuda externa y usura



La deuda soberana de nuestro País puede cifrarse entre los 30 a 40.000 millones de dólares, lo cual no es una cifra para ser reducida en un corto espacio de tiempo, y mucho menos, partiendo de la base  que nuestras reservas cubren (45 a 50.000 millones $) sobradamente las deudas y con unas perspectivas de ingresos, tanto a nivel productivo como turístico, muy optimistas. Por ello, insistimos nuevamente ahora que estamos en una de las mejores situaciones, para promocionar y vender nuestra imagen, tener muy controlada la inflación, así como las inversiones procedentes del extranjero donde no dudamos empezarán a llover.

Si tenemos en cuenta los consejos de la gente al servicio del capital (dígase economistas, empresarios, banqueros, analistas, etc.) los cuales pretenden influir a toda costa para que aceptemos sus grandes inversiones y créditos, así como dejar correr y descontrolar el dinero a base de falso crédito pues es la perfecta jugada para hundir países como está sucediendo tanto en Europa, EEUU, y alguno asiático.

Es curioso como esos personajillos “tan entendidos” en la materia cuando hacen referencia con sus ejemplos, escojan países donde no tienen la suerte de tener tantos recursos, o en el caso que estén dedicando todos sus esfuerzos para mejorar su calidad de vida donde en tantos siglos y bajo el manto de los capitalistas los condenaron a la miseria y subdesarrollo; pero si nos damos cuenta, omiten en sus ejemplos a algunos que no les permitieron absorverlos y que en la actualidad están colaborando en la ayuda económica mundial como puede ser  China, Rusia, etc.

Como dato curioso y otra forma de ver lo que está sucediendo en el Líbano (recuérdese que no nos consideramos políticos ni religiosos) se han encontrado con la falta de petróleo para el consumo de la  población, pues los técnicos y la mayoría de las empresas son extranjeros desconociendo su funcionamiento al igual que Francia pasa a disponer del 35% de las explotaciones petrolíferas, curioso dato eh.

Esperemos y confiamos plenamente que nuestros dirigentes y nuestro gobierno tengan en cuenta esos datos pues los caramelos que nos ofrecen son muy apetitosos pero envenenados.

Finalmente, queremos reiterarnos en la usura practicada por muchos bancos en las deudas de sus usuarios pues estas cifras del 30 al 50% “MENSUAL” en intereses, por estar en descubierto en una tarjeta de crédito es digno de una pandilla de gángsters. Rogamos pues que el gobierno tome cartas sobre ese tema.

Xavi & Míriam

¿Incomprensión o tergiversación?


¡Otra!,  y en este caso es “José Barba Caballero” en EXPRESO en sección “columnas” del día 11.9.2011.

Parece ser que este buen hombre no entiende o interpreta correctamente las declaraciones de nuestro presidente Humala, pues si bien fué un discurso claro y positivo donde simplemente se achacó a grupos asociados para la obtención de sus beneficios personales a costa de sus propios trabajadores, e indirectamente al pueblo peruano en su intereses y que para esos no merecen respeto ni cosideración.

Claro está José Barba que no lo merecen ni deben tener consideración alguna pues las nuevas fuerzas productivas como las llama dentro de la democracia y buscando el beneficio para el conjunto de la población desde aquí entendemos que los empresarios debemos ser conscientes en lograr máximos beneficios en nuestros productos pero siempre apoyando a todo lo que nos envuelve: productores, proveedores, país, etc., no omitiendo nunca este último pues es donde reside nuestro bienestar y no a la falta de escrúpulos en la forma de actuar.

Xavi & Míriam

SOMOS LIBRES, SEÁMOSLO SIEMPRE


Somos libres, seámoslo siempre
Este verso del Himno Nacional del Perú resume el ideal de nuestra independencia desde 1821, en pocas palabras define lo que somos los peruanos o lo que deberíamos ser.

Para ser realmente libres debemos romper con las cadenas que hasta hoy nos impiden avanzar:

  • El racismo de cualquier tipo.
  • La corrupción en el Estado y a nivel ciudadano.
  • La ignorancia y falta de educación.
  • La pobreza y falta de acceso a los servicios básicos.
  • La violencia en cualquier nivel.

Para ser realmente libres debemos:

  • Rechazar el racismo de cualquier tipo: Ser tolerantes y empáticos con todos nuestros compatriotas, debemos sentirnos orgullosos de nuestro origen incaico, de nuestra raza andina, de nuestra diversidad de etnias, pueblos y culturas de costa, sierra y selva.
  • Combatir y condenar la corrupción en el Estado y a nivel ciudadano: No debemos tolerar más corrupción de los funcionarios del estado, políticos, empresarios, amigos o familia. Cada uno de nosotros y en nuestro entorno tenemos que ser honestos en todos nuestros actos.
  • Eliminar la ignorancia y falta de educación: El estado debe dar prioridad a la educación en el Perú, debemos mejorar el nivel de la enseñanza, debe ser más calidad que cantidad para crear ciudadanos dignos e independientes.
  • Erradicar la pobreza y falta de acceso a los servicios básicos: Los ingresos del Perú (PBI) deben ser repartidos de una manera justa, el Estado debe estar presente en cada rincón de nuestro país porque cada peruano tiene derecho a vivir dignamente con los servicios básicos completos, Lima no es el Perú.
  • Luchar contra la violencia en cualquier nivel: Si queremos unirnos como pueblo, como país debemos cambiar de actitud, debemos ser solidarios para rechazar juntos la violencia de cualquier tipo en nuestro entorno familiar o laboral y así colaborar con el Estado en su lucha contra la violencia y éste no debe descuidar su rol y compromiso de generar inclusión social. Evitemos la causa que dio inicio al terrorismo, evitemos caer en el mismo error.

Es el momento de iniciar un cambio verdadero para nuestro país, un cambio que no depende solo del Estado sino también de cada uno de nosotros, hagámoslo de una vez por nuestros hijos, por nuestras familias, por nuestros amigos, por nosotros mismos:

¡Que viva el Perú!

Xavi & Míriam