¿Se respeta al ciudadano en Perú?




¡No!… vamos a la cola del mundo, empezando por la tontería de no permitir fumar al aire libre como son las terrazas de bares y restaurantes al igual que las colas interminables existentes para todo; eso sí con muchos vigilantes dirigiendo a todo el mundo.

Nos cabrea y con razón que nos llamen “cocoteros” pero entre nuestras pretensiones de grandeza y primorosos en saber tocar las narices a todo el mundo con tal de aparentar que con ello se gobierna manteniendo a la “claca” distraída en es
as pequeñeces nos sorprende que la primera referencia se haya excedido tanto en cuanto de sobras sabemos que se está sustituyendo el tabaco por el “pisco” y el alcohol en general pero eso sí con el beneplácito de nuestros dirigentes.

En cuanto a los servicios públicos es una vergüenza que se permita tener a la ciudadanía de pie en las interminables colas (por ejemplo más de 3 horas de pie para hacer un cambio de datos de un teléfono celular) sin que nadie tome medidas al respecto pero eso sí seguir machacándonos que estamos en el paraíso.

————————————–
Xavi & Míriam
www.estamosjodidos.com
¡Lee, comenta y difunde!
————————————–

 

Turismo y vetos


¡Otra de chiste!, tenemos el mejor país del mundo para poder disfrutar de turismo y recibir gente de todo el mundo pero mmmm… ahí está el tema; ¿De verdad estamos preparados para ello o simplemente somos unos bocazas contentitos vendiendo cuatro “cocos” y aparentando ser una primera potencia en esta línea?

El primer problema que tenemos está en el aeropuerto, ¿tanto nos preocupa que cuando llegue alguien del exterior tener que avasallarlo en preguntas y hacer unas colas para salir de aeropuerto? mmmmm… creemos que este falso y arrogante interés solo sirve para la primera incordia que luego solo servirá como anecdotario para cuando regresen a sus casas en comentar lo “cocoteros” que somos.

Otro tema que de verdad escandaliza es la falta de seguridad o apariencia pues no hace falta tanta policía por todas partes e ineptos vigilantes dando órdenes de como situarse en colas o por donde se debe de pasar para que uno se sienta ya no incómodo sino con los deseos absolutos de largarse pues parece un país regido por una dictadura a cual superior al nacizmo omitiendo la libertad de cada cual; para ello, si recomendaríamos que nuestros ministros no tan solo salgan al extranjero para su disfrute sino que observen estos pequeños detalles.

Otro tema y en ese sí se coincide con la mayoría de turistas provenientes de países punteros son estas especies de jaulas en que todo y todos están encerrados manifestando que es por seguridad mmmmm… la impresión final;  un país de ladrones o cuatro “vividores” que bien saben exponer lo que les interesa para que el resto hagan lo mismo y que se crean que todos son de su misma ralea.

Restauración:  ¡bueno!, otra de chiste y más cocotera: Como puede entenderse que los bares, restaurantes, etc… no tengan las mesas en la calle y ni tan siquiera allí no se pueda fumar… mmm ¡bufff! parece que en el mundo “cocotero” se pretende imitar al primero exageranddo sus leyes pues no son ni mucho menos tan duras, eso sí, si lo que se pretende es que la gente deje de fumar para que se vean con cuatro soles más en el bolsillo sin que se den cuenta de que su poder adquisitivo está bajando mientras que el de los famosos “inversores” que tanto hablan estos atláteres económico/fascistas, pues bien, a lo mejor todo el mundo se lo cree.

————————————–
Xavi & Míriam
www.estamosjodidos.com
¡Lee, comenta y difunde!
————————————–

Sumisión y esclavitud


Nos sorprende de verdad que los ciudadanos de nuestro querido Perú sigan tan sumisos ante las prepotencias de cualquier funcionario o problemas que surgen cotidianamente, pues quejas se reflejan muy pocas salvo en las tertulias o en los bares.

¿Debemos culpar a la autoridad competente para que estos implantados desde los ancestros sigan promulgándose?; ¡definitivamente no! parte de nuestra democracia es denunciar cualquier abuso sin contemplaciones pues el permitirlo sólo nos conlleva a que sigan produciéndose y encima vanagloriándose el que lo realiza, por lo que deberíamos empezar a ser más conscientes no permitiendo que nadie nos deje de respetar.

Xavi & Míriam