¿Somos conscientes de nosotros mismos?


¡Que incongruencia!… estamos abocados a una desenfrenada carrera a la nada (nos referimos evidentemente a la sociedad en su conjunto) donde cada vez todos aparentamos tener una prisa sin saber exactamente a donde nos dirigimos.

Haciendo memoria y como anécdota y eso lo habrá notado más de uno, en alguna ocasión hemos salido a pasear dígase a comprar el periódico o a tomar un café cuando inconscientemente y por costumbre observamos que seguimos andando con un paso acelerado como si se nos escapara el último tren para llegar a sentarnos simplemente al objetivo antes mencionado.

A veces nos preguntamos si esta forma de vida que estamos tomando nos lleva a alguna parte o simplemente permitimos perdernos de la realidad y la calidad sobre la existencia olvidando quienes somos y mucho peor a quienes nos rodean. ¿Realmente vivimos más felices en la actualidad que en periodos anteriores dando unos hipotéticos valores que finalmente se quedan en nada?

————————————–
Xavi & Míriam
www.estamosjodidos.com
¡Lee, comenta y difunde!
————————————–

Exceso, legislación y caos


En España se ha dado el caso de un exceso de celo y unas enormes ansias de protagonismo por parte de unos ineptos para legislar todo lo inimaginable así como demostrar su utilidad para una sociedad también enormemete machacada por la prensa partidaria del partido gobernante.

Curiosamente se ha llegado a poner multas entre 300 a 1.200 euros a quien pida limosna en la calle, por supuesto en ayuntamientos pero que éstos se pasan por el sombrero la auténtica base que sería la constitución, pero claro está que en lugar de procurar remediar los problemas mejor aparentar que se legisla pues ya nos contaréis cómo a quien llega a tener que pedir limosna habiendo perdido su vivienda (que por supuesto y en general los bancos se la han apropiado), haber perdido el trabajo (claro está que el patrimonio fue entregado a ellos, los bancos, cuando empezó la crisis), tener que alimentar a sus hijos y ser el país con mayor paro de Europa.

Tales imbecilidades están aflorando constantemente por parte de los subgobiernos (dígase autonomías, ayuntamientos, etc.) sin que el gobierno central pueda hacer nada debido a que se les concedió indebidamente ése digamos poder en su día y que por supuesto se ha convertido en un nido caciquista donde cualquiera de éstos campa a sus anchas y por supuesto con un apoyo por los medios comprados desde hace años machacando a la ciudadanía de lo bien y bonito que lo hace el cacique de turno.

Con esto no pretendemos ni mucho menos meternos en cuestiones de otros países donde la verdad únicamente nos interesa nuestro querido Perú, pero si mantener el ojo avizor para no caer en las mismas consecuencias que todo ello fue debido al mantenimiento y reparto de escaños en un momento dado sólo para mantenerse los partidos correspondientes en el poder.

Creemos ciegamente en un país unido y no dividido por unos llamados falsamente políticos que si bien tienen parte de apoyo en el pueblo, al día día sólo está creando una división en el mismo, con las consecuencias del aumento de vividores, estafadores y prevaricadores según se puede comprobar por la misma prensa que por lo menos aun siguen algunos periodistas ejerciendo como tal y ofreciendo su auténtica visión.

Por ello, sólo nos hemos referido a este pequeño hecho el cual tampoco es el más grave pero si enumeráramos lo que va surgiendo cada día este post sería igual que un tomo de una gran enciclopedia.

¡Insistimos una vez más!, no tomemos como ejemplo a este país en plena decadencia y aún con su creencia en la visión de ser uno de los: “7 primeros países más avanzados el mundo” ¡olé!

————————————–
Xavi & Míriam
www.estamosjodidos.com
¡Lee, comenta y difunde!
————————————–

Estupidamente superiores


Como en cada época y en la actualidad se hacen notar una serie de individuos, machitos ellos y nancys ellas (muñecas), donde el aparentar y llevar prendas de esos fabricantes rimbombantes a los cuales les dan fama por el precio del producto (que están en el mercado a precios muy elevados cuando los confeccionan en China por centavos), se creen superiores al resto de los mortales tanto en los dejes de hablar, que encima meten unos ‘acentos’ para según ellos salir de la vulgaridad y lo curioso es que una gran mayoría de ciudadanos los admiran y respetan pese a ser unos déspotas engreídos.

Esto sería para hacer un estudio en profundidad  sobre  el por qué nos hemos vuelto tan sumisos y absurdos en nuestra forma cotidiana de vida.

Muchas veces un mendigo por la calle nos inspira más respeto que un ejecutivo de traje y corbata.

A ver si hay suerte y alguien puede opinar al respecto.