TRANSPORTE PÚBLICO


 

Como en toda ciudad capital uno de los principales servicios básicos es el transporte público que muchas veces termina siendo un problema cuando no tendría que serlo.

En Lima, décadas de malas administraciones, falta de autoridad, crecimiento desmedido y sin control del parque automotor, falta de revisiones técnicas efectivas de los vehículos, inexperiencia de los choferes y sobretodo falta de conciencia, educación y actitud pusilánime han generado que el ciudadano tenga que literalmente soportar el maltrato diario traducido en vehículos en mal estado y sucios, trato muchas veces abusivo de choferes y cobradores, viajes que duran más del doble de lo que deberían, etc.

Todo este maltrato se ha asumido como ‘normal’ porque nadie se queja ni reclama y cuando alguien lo hace es visto como ‘raro’ solo por el hecho de reclamar un trato justo lo trae como consecuencia la inacción y aumento del problema cada día más.

Hay soluciones alternativas como el ‘Metropolitano’ o el ‘Tren eléctrico’ que palian un poco pero no resuelven el problema principal. Se deben tomar medidas drásticas que no necesariamente serán bien vistas o aceptadas en un principio pero con el tiempo se asimilarán y servirán para mejorar el servicio de transporte público: eliminar por completo ‘combis’ y ‘custers’, implementar buses amplios, limpios, con sistema de cobro de monedas en máquinas recaudadoras o con servicio de tarjetas prepagadas, instalación y funcionamiento de paraderos establecidos en todos los distritos, cumplimiento estricto de los horarios de cada bus y respeto del servicio por ambas partes, choferes y usuarios.

Al poner orden con autoridad muchos no estarán de acuerdo pero esos son los que frenan el progreso con inclusión que todos queremos.

Xavi & Míriam