TRABAJO


Desde el preso y condenado Alberto Fujimori al actual Alan García se aprobó por parte del primero que los contratos laborales pudieran renovarse anualmente por un período de 5 años, con esta ley se cumplieron los deseos e intereses del capitalismo salvaje no dudando los beneficios reportados y como contrapartida la debilidad e inseguridad de los trabajadores sobre éstas.

Da que pensar que para conocer las propiedades de un obrero se necesiten esos 5 años pues esa fatídica ley solo podía ser aprobada a cambio de intereses  particulares y partidistas para la desprotección del obrero causando su inseguridad por lo que debemos unirnos en la lucha para que el nuevo parlamento la desautorice.