Extorsión o abuso de autoridad


Hay momentos en la vida cuando un individuo lucha para emprender un negocio con todas sus ilusiones, dedicación y esfuerzo. Por el motivo que sea fracasa llenándose de problemas con los cuales no ha contado y que poco a poco va resolviendo.

Nos encontramos finalmente que quien más debería apoyarnos y ayudarnos acaba siendo el peor enemigo: SUNAT o la HACIENDA recaudatoria. Pues ante el desengaño y con el deseo de no perjudicar al personal y proveedores, estos organismos se convierten en auténticos extorsionistas, declarándose ser ellos los primeros en cobrar pese a dejar colgados a los primeros.

No es justo que primen las instituciones por encima de los ciudadanos pues deben estar al servicio de éstos y no al contrario como sucede.

En cambio otorgan beneficios a las grandes empresas, políticos y multinacionales y se encargan de aniquilar al simple ciudadano.

Xavi & Míriam