Religión


Con el debido respeto a las creencias que podamos tener cada uno pues cada cual las tiene donde le apetece,  no acabamos de comprender como los representantes de ellas se ceban en la forma de vivir de cada individuo.

Desde las vestimentas, comidas, comportamientos, costumbres, etc., pretenden aplicar unas reglas donde parece ser algún que otro ser “divino” se pone en contacto con ellos para que nos “dirijan”, al igual que se hace en lo terrenal por los políticos mundanos.

¿Quién los autorizó a dirigirnos así?

¿Tecnología e información?


Cada día aparecen nuevos modelos y versiones de instrumentos tecnológicos como teléfonos móviles, celulares, iphones, ipods, blackberrys, ipads, laptops, notebooks, portátiles, etc., lo cual indica que estamos hiper comunicados y sobre informados, consumiendo cada vez más a través de los medios de comunicación y ni que decir del internet.

¿Es realmente necesaria toda esta cantidad de artefactos e información para tener una vida tranquila?

¿Cómo controlamos esta avalancha tecnológica?

¿El otro extremo sería comportarnos como Christopher McCandless? (su vida fue escrita por Jon Krakauer bajo el título ‘Into the wild’, luego hecha película por Sean Penn)